INCOPERFIL®


La Fachada Ventilada

La fachada ventilada es un sistema de cerramiento exterior que permite mediante la creación de una cámara de aire en movimiento, eliminar los puentes térmicos entre el ambiente exterior e interior y proveer aislamiento del exterior a la vivienda.

La fachada ventilada actúa creando un “efecto chimenea” como resultado del calentamiento del paramento exterior que provoca un aumento de la temperatura de la capa de aire del espacio intermedio por encima de la temperatura ambiente al interior del edificio. En consecuencia, el aire contenido asciende por la cámara.

La cámara intermedia reduce los saltos térmicos entre las estructuras paralelas, elimina las radiaciones directas y consecuentemente contribuye a la protección de la envolvente del edificio.

Durante el verano, una gran parte del calor radiante se refleja hacia el exterior; mientras que el que se filtra hacia la cámara activa el efecto chimenea, por lo que solo una mínima parte del flujo de calor es absorbida por el edificio. El efecto de reflexión del calor es mayor cuando la fachada es de un color claro.

En épocas de frío, el muro portante que define la celosía actúa como acumulador del calor interior trasmitiéndose en menor medida al exterior. La circulación de aire en la cámara intermedia ayuda a la estabilización térmica, favoreciendo con ello un ahorro energético de un 30%(aprox.) frente a las fachadas convencionales; y una reducción de la contaminación acústica que puede llegar al 20%.

  • La radiación solar procedente del exterior, incide sobre la envolvente de fachada aumentando su temperatura.
  • Los distintos sistemas de fachada de Ingeniería y Construcción del Perfil S.A., al tratarse de elementos metálicos, transmiten este calor por radiación a la cámara de aire.
  • El aire de la cámara se calienta, aumenta de volumen y asciende a lo largo de la cámara por convección. Mediante este proceso se genera una sobrepresión en la parte superior de la cámara que induce a la expulsión del aire caliente.
  • De la misma forma, en la parte inferior de la cámara de aire se genera una depresión que induce a la succión de aire exterior, y por lo tanto más frío.
  • Dicho mecanismo de funcionamiento se mantiene durante el período en el que la piel exterior intercambie energía con el aire interior de la cámara.

SÍGUENOS EN:

© 2012 Sistemas Europeos Arquitectónicos, S.A de C.V.
Prohibida la reproducción del contenido de este sitio.

SEARQ Cd. de México
Carr. Méx-Toluca #5780
Plaza Cedros, Col. Contadero,
Delegación Cuajimalpa,
México, D.F.
Teléfono: (55) 5292-5450

Email: info@searq.mx